Archivo de la etiqueta: dolor

El Caos

Estándar

Siempre pensé, y me convencí de ello, que la gente buena obtendría cosas buenas con sus actos, y que la gente mala obtendría su merecido, el merecido que le haría aprender. Pero las acciones de las personas me muestran lo contrario, y cuando algo que has creído toda tu vida de repente se muestra a la inversa, entonces piensas que toda tu vida es caos, y empiezas a dudar de todo lo que has estado creyendo en todo este tiempo, pensando si hay algo más de lo que puedes estar equivocado.

Y te preguntas qué has hecho mal, en qué te has equivocado, cuánto mal has podido hacer para que la vida se tornara de esa manera. ¿Qué mal estoy pagando ahora? Ahora estoy en ese punto gris, en el que busco el lado positivo, la lección a aprender, la luz.

En el inicio del mundo todo fue caos, no había nada porque no había luz, la oscuridad era la reina del lugar, pero algo bueno y hermosa, aunque pequeño y breve, brotó en aquella soledad y se hizo notar, porque continuó extendiéndose durante miles de millones de años. Así surgió la vida, los sentimientos, las emociones, las personas y sus uniones.

Y no se sabe cómo, la vida volvió a convertirse en caos. ¿Quién trajo el caos a la luz? Nadie lo sabe pero se ha hecho tan común que la hemos llamado realidad, y a veces dolor.

Anuncios

Sobrecogedor

Estándar

Poema:

Sobrecogiéndome lentamente sobre tu espalda sin hacer un mínimo de ruido y así escuchar tu alma. Cómo me golpeas haciéndome sentir más triste y sin saber que estás tan cerca pero tan lejos de mis sentimientos y sabes que te miento. No quisiera saber lo que siento. A veces desconozco que me estoy equivocando y como aturdida me encuentro, me levanto gritando y lloro mientras anochece, como cuando le hablo a la luna de ti y me contesta: “no niña, él no piensa en ti”.

¿Y por qué si estás dentro de mi te aparto de aquí? Siento un dolor inmenso que me desgarra la piel y me atrapa, que me obliga a llorar y sufrir diciéndome que soy fuerte, tan fuerte como para rendirme y caer en las tinieblas de una mentira que me envuelve en sufrimiento y ahogo.

Como el agua que me envuelve en el eterno lamento de mi vida y me miente día a día -no sigas adelante- ¿por qué me grita?  ya sabes que me has vencido, que puedes conmigo, Dolor, déjame sobrevivir, déjame sentir lo que anhelo, lo que busco y aún no encuentro, caya y deja que mis ojos lloren, lo has conseguido y siento que miento diciendo que mi cuerpo es un infierno que se amontona entre desprecios y montones de desechos rasgándome la piel inerte, sangrándome la frente, destrozada lentamente, muriendo eternamente. y si quiere irse no importa si aún me duele, y quieren salir pero mis parpados no se lo permiten, o quizás mi orgullo puede conmigo y me grita obligándome a cayar, desobedecer mis sentimientos desesperándome en el tiempo que pasa como un aliento sin esperarse a que el viento tiemble con él de nuevo probando un sorbo de mi veneno que le mate y suelta por siempre, que siempre estuvo lleno del invierno y que jamás quiso hacerme ver las bonitas cosas invisibles -invencibles- que pudieron conmigo en ese momento inquieto y que detenido porque me vio llorar me susurró al oído que no dejará que el viento se me escapara mientras lo persigo corriendo llevándose mi vida. Y entonces fue cuando le grite en histeria que solo él me ordenó hacerlo, que es sólo por él por lo que muero, quien me hizo llorar y quien me hizo amar, que no sé porqué naufragué en mi corazón si no sé nadar en medio de terror y luego desperté rodeada de arena y de nuevo me vi perdida, desolada, herida, inquieta, sin vida y me levanté… caminé… y lentamente me ahogué.