Juego de Dos

Estándar

Me mentiste, pero ¿qué puedo hacer ahora si ya no me quieres más?

Jugaste conmigo y ahora los dados sacaron 6

Pero no puedo volver a tirar porque ya abandonaste la partida

Y te sigo sintiendo aquí aunque no estés.

Porque tu aroma sólo se va con el viento y no me

atrevo a abrir la ventana.

Las heridas las cura el tiempo y aún no he ido a su consulta

Porque prefiero sufrir por ti y recordar tus heridas.

Entre las fotos te mueves tan silencioso que tus ojos me ven

desnuda

Y tus manos son tan flotantes que sólo las siente el cuerpo

Porque los labios no se separan a menos que tú estés dentro.

Me lo ofreciste una vez y yo lo desperdicié

Entre llamadas tontas que nos llamamos tantas cosas que no

quisimos decir

…Los silencios sólo se producen innecesarios

Aunque tanto guardan mis silencios como las cosas que hablo;

Palabras mal dichas no son porque sí, sino porque algo en mi

sintió salir

La necesidad de darse y decir lo que te hizo de mi:

Lejos, muy lejos, en sueños más cerca

Te tengo y sostengo una mirada perpleja

Quizás descubrir preposiciones que falten entre tú y yo

Porque si no está no existimos los dos.

Vocablos del corazón parvulario

Que soltó el regaliz y prefirió un regalo

Vanidoso, descarado, se rompió en mil pedazos

De trozos del llamado de algo que sólo el que tiene

sabe pronunciar.

Ahora me pregunto si pudiera tocar de nuevo la banda

de tu cuerpo

Y saborear los notas de tu paladar.

Descubrir en tus ojos la fama y sentir la música

al tronar.

Me pondré de puntillas para alcanzar la cima de tus labios

Y bailar sobre tus pies, a tu espalda en un abrazo

Con los dedos entrecruzados la suerte responderá

Y las alas saldrán para coronar tu enfado que

ayer te hizo coger

Para yo rescatar la felicidad del pasado y hacerla volver.

¿Me querrás otra vez?

A ustedes les parecerá una mierda pero a mi me gustó y esto lo escribí yo pues… por el 2009. No ha llovido na’ desde entonces. Y si me pongo a hacer algo de esto ahora, me sale una bazofia de esas de las que te hacen echar el desayuno. En fin, ahí está, para reírse o para llorar, pero ahí está.

Todo tiene su huequito en este mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s